KOREA 2013: Dia 13: Donghae – Samcheok (versión formato ancho)

Por la zona de Donghae había muchas cosas por ver, pero decidimos hacer únicamente las que nos parecían las más interesantes y dedicar más tiempo a otras zonas de Corea. Por este motivo redujimos las visitas a un solo día.

Vamos a visitar únicamente las cuevas de Daegeumgul y Hwanseongul (que están juntas) y el Parque Haseindang.

En Visitkorea tenéis explicadas las principales visitas de la zona:

Fuente: Visitkorea

El Parque Haeindang lo han quitado del mapa principal pero cuando nosotros planificamos nuestro viaje estaba incluido. La información la tenéis en este enlace.

También hay una entrada sobre tours turísticos de Samcheok en Visitkorea (enlace) dónde explican las principales visitas y tienes enlaces a ellas para más información.

Nosotros también consultamos nuestra Lonely y tenía esta información: enlace

Otra web con la que contrastamos nuestra información fue The South Korea travelguide

Cueva Hwanseongul (Parque de Daei-ri) (환선굴-대이리군립공원) y Cueva Daegeumgul (대금굴)

La información de estas cuevas es un poco liosa, ya que no las ubica muy bien, pero están ubicadas dentro del mismo parque.

Cueva Hwanseongul (enlace)

Cueva Daegeumgul (enlace)

El camino más o menos a seguir ha sido (google maps se ha vuelto un poco tonto con los tiempos). 😕

Nos levantamos más o menos pronto, desayunamos en la habitación y fuimos dando un paseo hasta la estación de autobuses. No nos lo podíamos creer, pero los coreanos todavía seguían durmiendo… íbamos prácticamente solos por la calle. Tardamos unos 25 minutos en llegar.

No nos importaba mucho los horarios ya que los autobuses empezaban muy pronto (6:45h) y con mucha frecuencia (cada 20 minutos)

El billete de autobús nos costó 1700 wones (poco más de un euro) y pudimos pagar con la Visa. En más o menos 20 minutos llegamos a Samcheok.

En la estación de Samcheok tenían los horarios para ir a las grutas. Tuvimos suerte y llegamos para el de las 8:20 h. Sacamos la foto de rigor para tener referencia de los horarios de vuelta. Cada día tiramos menos de papel y lápiz… 😎

Los billetes nos costaron 1600 wones y también pudimos pagar con la VISA. Estos billetes nos los dieron abiertos, sin horario ni asientos.

Teníamos que coger el bus nº 60, en el andén nº 1. En estos andenes estaban puestos los nombres de destino en Hangul y su interpretación en occidental.

Llegar hasta las grutas nos llevó unos 50 minutos. No hay pérdida ya que tienes que bajar en la última parada.

No teníamos muy claro si ésto era nuestro destino o la Batcueva. 😯 Muy original.

En la entrada ya nos dijeron que no podríamos visitar las dos cuevas. La entrada para Hwanseongul es de 4000 wones (2,7€), y la entrada Daegeumgul es de 12000 wones (e incluye el acceso a Hwanseongul).

La cueva de Daegeumgul tiene visitas guiadas y plazas limitadas. Para asegurarte la visita es mejor que lo reserves por internet. El problema es que la página está sólo en coreano. Web

Nosotros probamos suerte, ya que si no se ha reservado todo por internet venden los billetes en la taquilla. La foto que aparece en los tickets corresponde al monorail que te lleva a la cueva de Daegeumgul.

Nuestros billetes fueron de 4000 wones (2,7€) y pudimos pagar con nuestra VISA.

Nada más cruzar la taquilla tienes un mapa de la zona. Viene bien para hacerte una idea.

Nuestra primera visita: Cueva de Hwanseongul

El cartel que te anuncia el camino incluye el camino a pata hasta la puerta de la cueva, si coges el monorail la caminata es un poco más corta. De 750 metros. 😎

Nosotros nos decantamos por subir en monorail y bajar a pata. Hicimos bien, ya que la cuesta es bastante pronunciada.

El viaje cuesta 3000 wones (2€) y también pagamos con la Visa.

Nada más bajar del monorail ya te tienes que abrigar, ya que la temperatura en la cueva es mucho más baja que la del exterior (sobre los 11º). Como no podía faltar la foto de rigor… 😀

Esta cueva tiene un tamaño del demonio. La zona en azul es la zona visitable.

Han montado un circuito circular por este recorrido. Así no hay pérdida, solo hay que seguir la línea verde. 🙂

Lo más impresionante son los enormes salones que tiene. Incluye varias cascadas

Luces de neones muy características de los países asiáticos.

Muchos tourist dando vueltas… 😈

Muchos desniveles

Algún que otro puente

Un arcoíris totalmente prescindible

Una curiosa formación que denominan como “la virgen

La gran muralla

y algunas formas que no son fáciles de describir … se supone que antes había una roca en forma de cabeza de dragón pero alguien se apoyó y la rompió … 👿

Un espectáculo desde que entras hasta que sales.

Como cabezones que somos, al salir de la cueva nos acercamos hasta Daegeumgul Cave.

Desgraciadamente nos volvieron a decir lo mismo, no había plazas. Nosotros teníamos la esperanza de que fallara alguien pero no cayó esa suerte.

Pues nada, poco a poco hasta nuestra siguiente visita.

En los servicios públicos que hay en este parque Daei-ri ya anunciaba nuestra próxima visita, el parque Haesindang

Nuestro primer paso era volver a Samcheok. La frecuencia de autobuses es algo escasa por lo que tuvimos que esperar un buen rato.

En apenas 35 minutos llegamos a Samcheok. La vuelta se nos hizo más corta que la ida. 1600 wones

Parque Haesindang (삼척 해신당공원)

En Samcheok teníamos que hacer trasbordo

Nuestro próximo autobús era el nº 24. En Visitkorea pone que son los autobuses 20, 90 y 90-1, pero nosotros preguntamos en la taquilla y nos dijeron que era el nº 24. En nuestra Lonely también nos ponía que era este bus.

Conseguimos coger el autobús de las 14:00 h. Tampoco entendimos muy bien este cartel. Pero en cuanto llegó el autobús nº 24, estas buenas señoras que estaban más tranquilas que el pupas …. 😎

… se levantaron como viento que les lleva el diablo e hicieron una cola al más puro estilo occidental, o sea, en fila india. 😯 Cosa un poco rara según vas conociendo algunas costumbres coreanas.

Por si acaso, le preguntamos al chófer si era el autobús correcto y nos lo confirmó. El mismo chófer nos avisó de la parada, de caso contrario, nos lo hubiéramos pasado de largo.

Además, fue muy avispado, nos dejó en la parte superior del parque, podríamos decir que es la salida, pero de este modo vas haciendo la visita bajando la colina en lugar de tener que subirla (mucho mejor, creedme. 🙂 ) Un fenómeno. Tardamos una hora en llegar. 1600 wones

Vamos a explicar un poco de qué trata este parque: es conocido por su parque de falos. En la página de visitkorea (enlace) te cuenta la leyenda de este parque:

La leyenda de Aebawi y Haesindang”

“Había una vez una joven que tomó un barco para recolectar hierbas en una isla. Su marido la dejó en una roca segura y le prometió recogerla más tarde, regresó a la playa para hacer su trabajo. Más tarde, llegó un maremoto con fuertes vientos y oleadas que impidieron que el esposo recogiera a su mujer. La joven que esperaba a su esposo murió ahogada en el mar. Desde entonces, los pescadores no pudieron pescar nada y algunos comentaban que todo aquello se debía a la doncella muerta. Para calmar el espíritu de la doncella muerta, la gente del pueblo hizo varias estatuas con forma del miembro viril y empezaron a dar ceremonias religiosas en su nombre. Después de un tiempo, los peces volvieron al mar y el pueblo consiguió vivir en paz nuevamente. El lugar donde murió la doncella se llamó desde entonces Roca Aebawi y el templo donde se realizaban las ceremonias, Haesindang. La ceremonia está considerada actualmente como una de las actividades más tradicionales de Corea y se sigue practicando hasta ahora.”

Hay muchas versiones de esta leyenda, pero todas tienen prácticamente el mismo contenido. Nosotros nos quedamos con esta otra versión:

“Hay una leyenda que cuenta que una joven virgen que estaba a punto de casarse se ahogó en el mar y nadie pudo rescatarla. Ésto trajo aparejado una ausencia total de peces y los pescadores del lugar lo atribuyeron a una maldición. Los pescadores se dieron cuenta que cuando orinaban desde sus barcos hacia el mar conseguían pescar algo. Comenzaron a pensar que la forma de apaciguar el espíritu de la chica era erigiendo falos que den al mar…”

La entrada del parque es de 3000 wones (2€) y no se puede pagar con tarjeta. La foto del ticket de entrada corresponde al museo de la pesca, incluido en el parque, que decidimos no visitar.

Nada más pasar la taquilla te encuentras nuevamente con un plano que permite orientarte muy bien.

Muchos de los falos que conforman actualmente el parque son los ganadores de un hoy inexistente concurso anual de esculturas de falos.

Los hay de banco..

Un poco más grandes a modo de taburete…

Algo más güevones…

Incluso con forma de calamar al más puro estilo de la isla de Ulleungdo, de la que acabamos de venir…

Los hay que se mean de risa

E incluso comentan que el faro tiene forma fálica.

Aunque tiene la misma forma que los del resto del país…

Nos gustó la plaza en las que se encuentran doce falos representando el horóscopo chino.

Nuestro “falo gallo”

y el “falo mono” entre otros.

En medio de todos, un “falo banco” que da bastante juego.

Los pescadores, que no sé si en ese estado de euforia pueden mear mucho …

y una estatua de nuestra virgen en cuestión.

Con diez cañones por banda, viento en popa a toda vela …

Al final de la colina hay un pequeño templete, llamado Haesindang

En honor a esta virgen, Aebawi. La ceremonia está considerada actualmente como una de las actividades más tradicionales de Corea y se sigue practicando hasta ahora.

A un lado de Haesindang se puede divisar a lo lejos la roca en la que murió la joven, hoy llamada Roca Aebawi.

Con la ayuda de un catalejo, puedes ver que en la roca han colocado otra estatua simulando a la joven

Antes de salir, pasas por debajo de un puente con curiosas campanillas de viento, o “fuurin” (termino japonés)

En la salida nos paramos en una tienda restaurante

Y nos llevamos un recuerdo del lugar, una botella de vino “vigoroso” y un vaso de chupito a juego

por 9000 wones (unos 6€). El vino no lo recomiendo, no está hecho para nuestros paladares. 😦

En la taquilla del parque miramos los horarios de los autobuses y preguntamos al que estaba allí dónde estaba la parada de autobus. Eran las 16:15 horas y el autobús pasa por Sinnam a las 17:25h. Teníamos un buen rato de espera

Hasta la parada de bus tienes unos 20 minutos andando como máximo. Tienes que salirte del pueblo y dirigirte a la carretera principal. El autobús no entra dentro del pueblo.

De camino vimos los pimientitos de rigor, esos que tanto alimentan y pican todas las comidas. 😈

Lo que cariñosamente empezamos a denominar las mujeres saltamontes. Se curvan tanto que las piernas sobresalen por encima de su cuerpo al igual que el nombre del insecto. Alucinante !!!

Nos alejamos de la zona de peligro de tsunami.  😆

y nos quedamos esperando nuestro bus. El nº 24. 1600 wones y casi una hora de recorrido.

Dimos una pequeña vuelta por la ciudad de Samcheok antes de coger el bus de vuelta a Donghae.

Buscábamos algún sitio interesante para cenar pero no lo encontramos por lo que volvimos a la terminal de bus.

En la estación no tuvimos que esperar nada y por 1700 wones y unos 20 minutos de nuestro tiempo estábamos en Donghae. Algo molidos por el calor. 😳

No nos complicamos la existencia y nos fuimos a cenar a un “Lotteria”, como ya he comentado en otras entradas, es una cadena de hamburgueserías al estilo de McDonalds. 13400 wones dos menus (9€).

La verdad que el día se hizo bastante largo por las esperas de autobús. Mañana nos vamos hacía Daegu. Tenemos un recorrido bastante largo.

Buenas noches.

←KOREA 2013: Dia 12: De la Isla de Ulleungdo a Donghae

KOREA 2013: Dia 14: Daegu – Donghwasa→

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s