KOREA 2013: Dia 20: Gyeongju – Tongdosa – Busan (versión formato ancho)

Ha llegado la hora de marcharnos de este precioso lugar. Hoy nos vamos hacia Busan, pero antes vamos a hacer una visita a medio camino, el templo Tongdosa. Habíamos pensado hacerlo de camino, pero al final nos decantamos por hacer la visita desde Gyeongju y volver a Gyeongju. No sabíamos qué hacer con las maletas. Lo normal es ir desde Busan pero como somos unos retorcidos lo hicimos desde Gyeongju. 🙄

Después de nuestra visita pensamos volver a Gyeongju, coger nuestras maletas y camino a Busan. Si hubiéramos ido a Busan, entre encontrar el hotel, dejar las maletas e ir a Tongdosa, pensamos que nos hubiera llevado más tiempo. De todas formas, tampoco fue tan sencillo como pudiera parecer.

Habíamos visto en un blog (enlace), que con una estancia de 10 días en Gyeongju, dedicaron un día a Tongdosa y que se llegaba en media hora. Pues allá vamos.

En Busan, cogeremos el metro hasta el hotel, nos instalaremos y dependiendo de la hora haremos alguna visita. Tenemos previsto ir a Taejongdae, situada al sur de una isla que está al lado de nuestro hotel.

Templo Tongdosa (통도사)

Información:

Visitkorea

Os dejamos también este enlace en inglés. Es la página del templo dónde puedes hacer templestay.

El templo de Tongdosa, junto con el templo Heinsa y Songgwangsa, son las joyas de los templos budistas de Corea del Sur. Este templo es famoso por no tener ninguna estatua de Buda en el templo. Detrás del templo principal preserva el sepulcro de Buda.

Cómo llegar:

El día anterior preguntamos en la oficina de turismo, en cuanto le dijimos Tongdosa nos sacó unos horarios y nos dijo que salíamos desde la estación express. Por si acaso, e hicimos bien, fuimos a la estación. Está justo al lado de nuestro hotel y de la oficina de turismo, y nos enseñaron otros horarios diferentes.

Sin más. No estaban actualizados. Desayunamos nuestro super desayuno que nos ofrece el “Sugar Motel” en la habitación, preparamos las maletas y se las dejamos en recepción. No pusieron problema alguno. Les comentamos que las recogeríamos al mediodía.

Fuimos a la estación y compramos nuestros billetes. 2900 wones (unos 2 euros) y conseguimos coger el primer autobús, el de las 8:45h. Pudimos pagar con la VISA.

La ciudad de destino es Yangsan. Llegamos en menos de media hora pero lo que no esperábamos es que nos dejaran en un área de servicio. 😯

Había un puesto de información pero no había nadie, queríamos saber cómo volver. Vimos a un coreano con pintas de policía pero al final resulto ser un transportista. 😳

Nos ayudó todo lo bien que pudo y nos indicó que para volver teníamos que ir a la estación, allí coger un autobús urbano a Eongyang y de ahí a Gyeongju. Con lo fácil que había sido la ida. 👿

Pues nada, a lo nuestro. Detrás de la estación de servicio parte un camino hacia la ciudad.

La señal de tráfico ya nos indica que vamos bien

y que estamos en la dirección correcta.

Llegamos a una parada de autobús. Al buen transportista le entendimos que teníamos que coger aquí un autobús. En cuanto llegó el primero, le preguntamos para ir a Tongdosa y nos indicó que siguiéramos recto y que andando llegaríamos en diez minutos. Y así fue, la puerta del Templo está más o menos a un kilómetro del área de servicio.

Pagamos nuestra entrada, 3000 wones por cabeza y en efectivo.

Y empezamos a hacer el paseo hasta el templo. Desde la puerta hasta el templo hay 1.5km pero que se hace muy ameno.

Cuando ya nos acercábamos, las indicaciones de siempre, un plano para hacernos una idea del sitio.

Y una piedra del lugar… nos vale cualquiera. 😈

Antes de atravesar la puerta tienes unos restaurantes y tiendas. Nosotros paramos para tomar un cafecito de máquina por 300 wones (me da vergüenza pasarlo a euros, pero es muy poco 😳 )

La primera vista ya promete

Los guardianes están siempre atentos.

Como no podía ser menos, era la hora de las oraciones.

El templo principal no tiene budas, pero el resto sí. A nosotros nos confundió verlos.

Como no podía ser de otra forma, estaban restaurando algún templo secundario.

El templo que se ve al fondo es el principal.

y este el sepulcro de Buda.

No nos enredamos mucho debido a que veíamos un poco complicada la vuelta.

Bajando, en la zona de los aparcamientos, hay otra oficina de turismo y nos indicó perfectamente como ir a Gyeongju. Con el transportista hubo algunos problemas de entendimiento, ya que no hablaba nada de inglés, pero se supo explicar muy bien. En esta oficina nos corroboraron la información que nos había dado.

Siguiendo todo recto cuando sales de la puerta principal

Llegas en un par de minutos a la estación, no tiene pérdida (500 metros)

Aquí tuvimos que coger el bus nº 12.

Tuvimos que esperar apenas 5 minutos y tardó unos 20 minutos en llegar. 1100 wones.

Y en Eonyang coges otro autobús para ir a Gyeongju. 2500 wones y pudimos pagar con tarjeta.

Los horarios son los de la primera columna de la tabla.

Nosotros llegamos a las 12:30h y tuvimos que esperar hasta las 13:30h.

Al lado de la estación está el mercado por lo que nos enredamos un poco entre los puestos.

Entre unas cosas y otras

se nos pasó el tiempo volando.

El trayecto fué de unos 30 minutos. Ésto de depender de varios autobuses te rompe todos los esquemas. Partimos de la puerta a las 12:00h y llegamos a Gyeongju a las 14:00h.

Recogimos nuestras maletas en el hotel, hicimos algunas compras para comer en el bus y nos fuimos hacia Busan.

Busan (부산)

La pronunciación de Busan es Pusan, y en algunos sitios lo podéis encontrar escrito así.
Busan es nuestro octavo cuartel general y hemos llegado al ecuador de nuestro viaje.
Para llegar a Busan desde Gyeongju puedes coger el autobús expreso o el intercity

Fuente: Visitkorea
 

Os dejamos la foto con los horarios desde la estación de expresos, con intervalos de 40 minutos a 1 hora y con un precio de 4800 a 5200 wones.

Nosotros cogimos el autobús en el intercity, ya que salen cada 15 minutos.

El precio fue de 4800 wones y pudimos pagar con la VISA

Para postre nos compramos unos pastelillos típicos de Gyeongju y si nuestro paladar no nos engaña debían ser de castaña. Pues sí, nos engañó. 👿

Se llaman “Hwangnamppang” y son de judías rojas (enlace) y es un postre introducido en 1939.

6000 wones la cajita

Llegamos a Busan en una hora y desde la central de autobuses de Busan (que está en la punta norte de la ciudad) cogimos el metro hasta nuestro hotel, desde Nopo hasta Jungang. Lo único bueno es que no tuvimos que cambiar de línea.

Os dejamos un mapa online bastante divertido

Fuente: http://www.humetro.busan.kr/english/inc/subwaytourmap.html

El recorrido en metro fue de más de una hora. Cuando se dice que en metro se llega pronto depende de la cantidad de paradas que puedes llegar a tener. Si no recordamos mal, el viaje nos costó 1080 wones con nuestra T-Pass.

NUESTRO HOTEL: ELYSEE MOTEL

Aunque el camino para llegar al hotel es corto y fácil, no lo encontramos a la primera, tuvimos que preguntar un par de veces ya que no lo conocían ni en la misma zona.

El hotel Elysee nos hizo gracia, así en forma de “Exin Castillo”, pero la verdad que la elección no fue buena. Seguro que habríamos encontrado otro mejor por el mismo precio, pero a lo hecho, pecho.

En Agoda lo califican como muy buena, con una nota de 8,0 sobre 859 opiniones. En Tripadvisor  lo colocan como el hostal nº 1 de 216 con una nota del 91%. En Hoteles.com le ponen una nota de 4,1 (excelente) sobre 5.  Y la imagen realmente impacta:

Por una estancia de 3 días pagamos cerca de 108€, unos 36 euros por día. La reserva la hicimos con Agoda.

Nosotros no tenemos ninguna queja especial de este sitio, lo único que hay que mencionar es que esta fachada no la ves ni de lejos, ya que está totalmente encajado entre edificios y que está bastante viejo pero está bien situado.

El trato del personal es excelente, para todo tienen un papelito. Y nos explicamos. Junto con las llaves, te dan un papelito con las instrucción del mando. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, con él controlas las luces y el aire acondicionado, además de la tele y el vídeo (aunque este último no estaba).

Instrucciones para la habitación, clave wifi y manejo de la sauna. La pobre sauna estaba abrasada por la cal y por el moho, no nos atrevimos ni a meternos. 😦

Y lo realmente bueno, cada vez que salías, le decías a donde querías ir y te dan un papelito con las instrucciones para llegar. Hay que aprender de los que hacen las cosas bien.

Además, tienen su propia web en inglés con información muy válida (enlace), incluido hasta el mapa del metro.

Una vez instalados nos decantamos por nuestra primera excursión en Búsan: Taejongdae

Centro Recreativo de Taejongdae (태종대 유원지)

El Centro Recreativo de Taejongdae está considerado como monumento de Busan junto con la isla de Oryukdo.

Hay una web en inglés muy interesante de esta ciudad: Dynamic Busan, con mapas que te pueden servir para orientarte. Nosotros consultamos sus “HOT PLACE” y encontramos Taejongdae.

Además, preguntamos en el hotel y nos dieron uno de los famosos papelitos

Nos dirigimos a la parada del bus nº 88

Fuente: BIMS

El trayecto duró unos 30 minutos y nos costó 1080 wones con nuestra PASS.

Fuente: BIMS

Nuestra parada era la última, por lo que no tuvimos pérdida.

Fuente: BIMS

El parque está a menos de 5 minutos andando, justo al otro lado de la rotonda.

Lo primero es lo primero, una piedra del lugar. :ttwisted:

Luego, como siempre, un plano para ubicarnos

Y lo que no viene nada mal, una señal con las distancias. Era algo tarde, por lo que íbamos a ir un poco rápidos.

Pues allá vamos, a toda mecha a hacer nuestra vuelta al circuito

Primera parada, Taejongdae Jagalmandang (Pebble Beach). No bajamos hasta la playa, nos quedamos haciendo una foto en nuestro nido del amor y continuamos con nuestra vuelta express.

A lo largo de este camino de la costa vas viendo la ciudad de Busan.

Llegamos al Taejongdae Observatory y empezaba ya a oscurecer.

La estatua de Madres e hijos fue erigida en 1976 para recordar a todos aquellos que se suicidaron saltando de los acantilados de Tajeongdae.

El cielo parecía que se estaba quemando

El Yeongdo Marine Cultural Space, o más bien, el faro para nosotros. Tienes varios puntos desde donde poder divisarlo.

Se nos hizo de noche y la verdad es que nos acojonamos un poco. Sabemos que no pasa nada en Corea, pero aún así, no hay que ponérselo fácil a nadie. 🙄

Volvimos a coger el autobús. Coincidimos que volvía a salir el Nº 88 y lo cogimos. 1080 wones con la PASS. En lugar de bajar en la parada que lo habíamos cogido bajamos una parada antes, dónde está el macro centro comercial LOTTE.

Mira como se parecen los autobuses a los que teníamos antes en Vitoria… es sorprendente el parecido. 😎

Nos quedamos por la zona para curiosear y cenar algo.

Volviendo a nuestro hotel vimos uno de estos famosos restaurantes de la calle… Eran las 20:30h y ya no tenía a nadie.

Mañana continuaremos con nuestra visita por Busan.

←KOREA 2013: Dia 19: Gyeongju

KOREA 2013: Dia 21: Busann→

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s